30 de junio de 2021

|

por: Alicia

|

Categorías: Noticias de FTL8, Noticias del sector

NP: La Federación Turística de Lanzarote espera el paso de Lanzarote a nivel 1 en el próximo Consejo de Gobierno

La patronal entiende que Lanzarote ya cumple con los indicadores necesarios para rebajar el nivel de alerta

Lanzarote a 30 de junio de 2021.

Ante la inminente celebración del Consejo de Gobierno Canario, órgano que debate y decide el nivel de alerta covid en el Archipiélago, y teniendo en cuenta los óptimos indicadores epidemiológicos registrados en la isla en los últimos días, la Federación Turística de Lanzarote (FTL), confía en alcanzar el nivel 1 para Lanzarote y La Graciosa.

La patronal espera ahora que el Ejecutivo regional considere rebajar el nivel de la isla atendiendo al descenso continuado y sostenido de los nuevos casos de coronavirus en la última semana, la incidencia acumulada a 7 días se coloca en 20,5 casos por cada 100.000 habitantes y a 14 días baja hasta 57,8, dejando atrás lo altos índices de más de 90 caso por cada 100.000 habitantes. También otros parámetros se han reducido de manera favorable, como la baja positividad 1,42, baja presión hospitalaria y UCI, 0.

Para la Federación Turística insular esta medida supondría un espaldarazo para los establecimientos de hostelería, alojamientos turísticos y resto de actividades turísticas, al permitir un mayor aforo y flexibilización de medidas recogidas en el nivel 1. Hemos de recordar que Lanzarote lleva tres meses en el nivel 2, lo que ha supuesto una limitación para las actividades económicas más afectadas por las restricciones.

“Entendemos que con los datos actuales y una tendencia sostenida a la baja, ahora sí es momento de que Lanzarote y La Graciosa pasen al nivel 1″, señala la presidenta de la Federación, Susana Pérez. No obstante, la Federación apela a la prudencia de la ciudadanía, cumplimiento de las medidas covid y al mantenimiento del control y la vigilancia por parte de los ayuntamientos para evitar repetir situaciones de riesgo.

“Es cierto que la isla ha alcanzado óptimos indicadores en la evolución de la pandemia y realmente es una satisfacción para todos, pero la responsabilidad debe ser nuestro primer ejercicio y no olvidar que cada vez que se produce un poco de relajación los datos se nos vuelven en contra y no deseamos volver a escenarios pasados”, recuerda Pérez