26 de mayo de 2014

|

por: federadmin

|

Categorías: Noticias de FTL8

Las patronales turísticas del Archipiélago Canario recuerdan al Ministro Soria que la representación de los hoteles en Canarias corresponde a los Asociaciones Empresariales Turísticas

26 Mayo 2014

Consideran una falta de consideración no estar presentes en la reunión que el Ministro, tiene previsto mantener en Madrid el próximo martes, día 27, con los principales empresarios turísticos de los Archipiélagos de Canarias y Baleares para tratar la cuestión de las prospecciones petrolíferas en estas zonas.

CANARIAS, 26 de mayo de 2014.- Los presidentes de las cuatro patronales turísticas de Canarias, AEHTF, FEHT, ASOLAN, ASHOTEL, Antonio Vicente Hormiga, Fernando Fraile, Susana Pérez y Jorge Marichal, respectivamente,  recuerdan al Ministro de Industria,  Energía y Turismo, José Manuel Soria, que la representación de los establecimientos turísticos en Canarias les corresponde a las Asociaciones Empresariales legalmente constituidas y que representan a los grandes, medianos y pequeños empresarios.

Consideran una falta de consideración no estar presentes  en la reunión que el Ministro, tiene previsto mantener en Madrid el próximo martes, día 27, con los principales empresarios turísticos de los Archipiélagos de Canarias y Baleares para tratar la cuestión de las prospecciones petrolíferas en estas zonas.

Las cuatro Patronales de Canarias agrupan a más de 750 establecimientos y  a más de 260.000 camas, por lo que deben de conocer de primera mano cualquier asunto relacionado con el Sector. Esto atañe también a todo lo concerniente a los Proyectos de las Prospecciones Petrolíferas en aguas Canarias.

Las asociaciones empresariales turísticas canarias, representativas de intereses económicos y sociales, son interlocutores válidos frente a las administraciones públicas locales, regionales y nacionales, en virtud del art. 31.2 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común ostentan la condición de interesados, siendo representantes de intereses legítimos en los términos que la ley les reconozca.